Medicina Aplicada al Deporte: Lumbalgia

Sin título-4

En www.cartagines.net continuamos con otra de las entregas del Departamento Médico del Club Sport Cartaginés detallando informaciones muy importantes para todos:

Lumbalgia

El dolor de espalda (lumbalgia) es un problema de salud muy frecuente, que puede aparecer y desaparecer durante un periodo de varios años. En la mayoría de los casos, la causa del dolor de espalda no es grave y el dolor desaparecerá con un simple tratamiento en casa y con el paso del tiempo.

La mayoría de los dolores de espalda está relacionada con la tensión o la torcedura de un músculo o ligamento. Pero también existen dolores de espalda que afectan a los nervios de la espina dorsal, produciendo dolor en las nalgas y en toda la pierna por su parte posterior hasta el talón, lo que se conoce como ciática o lumbociática.

Es un padecimiento que implica dolor, debilidad, entumecimiento u hormigueo en la pierna, causada por lesión o compresión del nervio ciático.

Este dolor se caracteriza por ser agudo y seguir el recorrido que hace el nervio ciático desde la parte baja de la espalda hasta la pantorrilla.

Para muchos que experimentan la ciática, este dolor puede ser tan fuerte que es en ocasiones, hasta incapacitante.

El nervio ciático

El nervio ciático comienza en la pelvis, va hasta la parte superior de los muslos por los cuales continúa y se divide en dos pequeñas ramas detrás de las rodillas que llegan hasta los pies.

Dado a su recorrido y a su tamaño, el nervio ciático es vulnerable a la compresión, provocando en tal caso una inflamación y gran dolor.

DOC

Causas

Las vértebras de la columna están separadas por unos discos o almohadillas cartilaginosas llamadas discos intervertebrales. El desgaste de estos discos ocurre por la edad o por trauma. La gran mayoría de los casos de ciática se deben a una hernia discal o del disco intervertebral, situación que ocurre cuando la parte gelatinosa central (o núcleo pulposo) del disco intervertebral se escurre a través de una zona debilitada del disco, comprimiendo e irritando la raíz del nervio ciático.

La ciática puede tener múltiples causas, especialmente de carácter compresivo, y por ende afectar al nervio ciático o a sus raíces.

La mayoría de los casos de ciática se deben a  la compresión de la raíz nerviosa dentro del canal raquídeo, por hernias del disco intervertebral o por otras causas de naturaleza     osteoarticular, como un pinzamiento del nervio.

Causas específicas

  • Trauma directo en los glúteos o muslos
  • Presión externa prolongada en el nervio o presión por estructuras corporales próximas.
  • Las fracturas de pelvis tienden a generar problemas como la ciática
  • La ciática también puede desencadenarse por inyecciones intramusculares en los glúteos.
  • Estar sentado o acostado por tiempo prolongado con presión en los glúteos.
  • Enfermedades sistémicas que causan polineuropatía (daño a múltiples nervios), como la Diabetes
  • Presión por presencia de un tumor, absceso, hernia de disco, o sangrado en la pelvis.

Síntomas de la ciática

La ciática es un dolor muy intenso de espalda irradiado a las nalgas, piernas y pies, que se acompaña de hormigueo o adormecimiento de piernas/pies y que puede llevar a debilidad muscular en etapas tardías.

Dolor que empeora al inclinarse, toser o estornudar.

Disminución de la sensibilidad en el camino que sigue el nervio ciático. Aunque también existen casos de ciática donde el paciente refiere, por el contrario, hipersensibilidad en la zona.

Pérdida de la función motora de algunos músculos (a la persona se le dificultara pararse de puntillas o extender la rodilla).

Contractura muscular de musculatura aledaña (en el área lumbar)

knk

Tratamiento

El tratamiento está orientado a maximizar la movilidad e independencia. Se debe identificar la causa y tratarse adecuadamente. En algunos casos, no se requiere tratamiento y la recuperación es espontánea.

Para que el tratamiento de la ciática sea efectivo se debe saber con claridad la causa de la ciática.  El tratamiento siempre va orientado a buscar la máxima recuperación de la funcionalidad de la zona afectada.

El tratamiento conservador fisioterapéutico incluye:

  • Masaje liberador del nervio ciático.
  • Criomasaje.
  • Masaje descontracturante.
  • Control del dolor mediante impulsos eléctricos.
  • Electroterapia.
  • Ejercicios para el mantenimiento o recuperación de la movilidad y fuerza física.
  • Orientación en el uso de aparatos ortopédicos, si son necesarios:

El tratamiento farmacológico incluye analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares.

Otras veces se requiere de intervención quirúrgica.

Prevención de la ciática

Consejos posturales

Adopte siempre una buena postura, siguiendo estos pasos:

  • Distribuya su peso uniformemente mientras esté de pie.
  • Mantenga un pie elevado sobre una caja o peldaño si está de pie durante períodos largos.
  • Mantenga la cabeza y los hombros hacia atrás mientras camine.
  • Mantenga la espalda recta y apoyada en una silla, con ambos pies apoyados en el suelo o elevados en un reposapiés, y evite hundirse en la silla.
  • Lleve zapatos con tacones bajos o planos para evitar la tensión en la espalda.
  • Realice los movimientos del cuerpo correctamente al levantar objetos pesados o difíciles.
  • Mantener un peso adecuado.
  • Hacer ejercicios que fortalezcan la espalda y el abdomen.
  • Evitar estar sentado por tiempo prolongado.

Departamento Médico del Cartaginés

Dr. Alan Soto Calvo

 

 

Categoría: Noticias

RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentar

Current day month ye@r *